La belleza de las bibliotecas

Biblión (libro) e théke (armario) palabras griegas que, si las juntamos, forman la palabra Biblioteca. Ya la etimología de la palabra nos explica qué es una biblioteca: un sitio donde se guardan los libros. Hoy estos lugares han cambiado mucho, han conseguido integrar nuevos servicios que van más allá de la lectura: utilizan internet y cambian las zonas comunes por cafeterías que sirven para exposiciones artísticas o presentación de libros.

¿Cómo eran las bibliotecas en la antigüedad?

Para poder contestar a esta pregunta no será necesario montarnos en una máquina del tiempo; una ruta por España será suficiente para que podamos sumergirnos en una época pasada, conocer las bibliotecas más antiguas de nuestro país y dejarnos llevar por la belleza de estas joyas artísticas.

Biblioteca de la Facultad de Geografía e Historia, Universidad de Santiago de Compostela.  Es seguramente unas de las más bonitas de España. Un edificio del siglo XVIII alberga esta biblioteca que consigue mantener un estilo propio. Construida en los años veinte, destaca por su fachada ornamentada con enormes columnas. Un ambiente relajado donde consiguen convivir lectores y curiosos turistas.

Universidad de Salamanca. Es la biblioteca universitaria más antigua de Europa. Caracterizada por un estilo gótico, sus paredes guardan verdaderas joyas literarias de incalculable valor histórico y literario.

Biblioteca central de Jerez. Es la biblioteca pública más antigua de Andalucía, fundada en 1873. A pesar de haber sido cerrada en varias ocasiones, sus obras siguen en perfecto estado. Podemos encontrar libros datados entre 1550 y 1599.

Biblioteca del monasterio de Yuso, La Rioja. Los monasterios fueron durante la Edad Media los grandes centros del saber y los dueños de las mejores bibliotecas. Aquí está la cuna del castellano. Fue en el siglo XI cuando un monje puso por escrito palabras y frases de la lengua del pueblo. Nadie lo había hecho antes con una intención literaria. Son las Glosas Emilianenses. En el mismo códice encontramos también las primeras palabras escritas en vascuence. Por esta razón San Millán de Yuso celebró en 1977 el Milenario de la Lengua, y desde entonces se le conoce con el nombre de «Cuna de la Lengua».

 

Fuente: librópatas.com

Imagen: librópatas

¡Comparte!