¿Fueron los interpretes siempre profesionales?

Actualmente podemos diferenciar entre intérpretes profesionales o ad hoc (no profesionales), la diferencia entre ambos es que los primeros han recibido formación durante un tiempo, son remunerados por ello y están cualificados para esta labor, al contrario que los intérpretes ad hoc, que son personas que se manejan muy bien en ambas lenguas pero que no son pagados por interpretar ya que no se dedican a ello, sino que están en el lugar y en el momento justo. Un ejemplo muy común de intérprete ad hoc se encuentra en los hospitales cuando un familiar hace de intérprete para otro familiar que no comprende el idioma del país.

Sin embargo, la historia de la interpretación no comenzó con intérpretes profesionales sino con intérpretes ad hoc o no profesionales. Es muy difícil saber cómo comenzó la interpretación ya que poseemos escasos diarios y cartas sobre el tema, pero gracias a estos relatos podemos discernir que era gente común y corriente quienes ejercían de intérpretes en situaciones y actividades cotidianas como transacciones comerciales, en períodos de guerras o en misiones religiosas.

La interpretación se remonta a tiempos antiguos, pues existen jeroglíficos de la época egipcia (3000 a.C.)en los que se habla de intérpretes que guiaban las expediciones militares y comerciales de aquel entonces, los conocidos “dragomanes”. En aquel entonces, los intérpretes estaban bien considerados, ya que no solo lograban que las personas se entendiesen, sino que se les situaba en un plano místico ya que también se les consideraba un puente de comunicación entre las personas y Dios. Sin embargo, los intérpretes no han sido siempre venerados por el pueblo como ocurre en el caso de los latinos y los griegos, quienes consideraban esta labor indigna y eran esclavos mayormente quienes se encargaban de transmitir el mensaje en el otro idioma. Es curioso que la mayoría de los ciudadanos griegos sabían latín y viceversa, puesto que se enseñaba en la escuela, pero consideraban indigno hablar una lengua que no fuese la suya. Pese a la falta de reconocimiento hacia los intérpretes, éstos fueron claves en conflictos como las Guerra Púnicas, en las que fueron los encargados de llevar a cabo y participar en las conversaciones de paz. Es irónico que se haga uso de la interpretación, que se supone que es una herramienta para saltar la barrera lingüística, cuando realmente no solía haber una falta de entendimiento debido a los idiomas, sino que era el orgullo el que no les permitía comunicarse.

No fue hasta la Edad Media cuando los intérpretes volvieron a considerarse gente importante y empezaron a formar parte de las cortes, además, tuvieron un papel importante en las cruzadas como intérpretes y negociadores a la hora de expandir el catolicismo por los territorios conquistados. También fueron cruciales en el descubrimiento del nuevo mundo, de hecho, se dice que la primera intérprete surgió de este acontecimiento ya que entregaron a Cortés a la princesa azteca Malinche, quien le ayudó en el proceso de acusación y ejecución de Moctezuma.

Pero no es hasta el siglo XX cuando el campo de la interpretación avanza y se moderniza, y es en este siglo, cuando por primera se hace uso de la interpretación simultánea de forma masiva en los Juicios de Núremberg. Una vez terminó la Segunda Guerra Mundial, se llevaron a cabo una serie de juicios para sancionar y responsabilizar a los dirigentes, funcionarios y colaboradores del régimen de Hitler. En estos juicios nos encontramos con que se necesitaban interpretaciones a más de un idioma como inglés, francés y alemán, cuando anteriormente se habían dado solo casos en los que se interpretaba al inglés o al francés ya que eran los idiomas más utilizados en la época entre los países.

En conclusión, podemos decir que la historia de la interpretación comenzó con gente corriente en situaciones cotidianas, pero fue refinándose y convirtiéndose en algo más importante, transmitiendo mensajes más complejos, hasta lo que es hoy día una profesión con gente muy preparada para trasladar mensajes de la forma más precisa posible y conseguir que personas con diferentes idiomas se entiendan.

 

 

Fuente: Monica Rodriguez Pinero (Técnico Lingüistico en Montero Language Sercices)

¡Comparte!