Captura-de-pantalla-2016-10-20-a-las-10.55.44-650x368

El papel de la traducción e interpretación en el marketing global

 

El rápido desarrollo de Internet y, posteriormente, de las redes sociales, ha dado lugar a lo que hoy se conoce como comunicación 2.0, provocando enormes cambios en el panorama empresarial. Muchas compañías se valen de esta evolución para desarrollar sus actividades a nivel global y alcanzar así a un mayor número de clientes.

Ante las enormes ventajas que supone la internacionalización para los resultados de la empresa, las corporaciones buscan desarrollar distintas estrategias de marketing online que permitan ofrecer una buena experiencia para el usuario independientemente del país en el que se encuentre.

La creación de una correcta página web, un blog corporativo en el que mostrar contenidos de interés o el desarrollo de perfiles en diferentes plataformas de redes sociales serán clave para que la estrategia de negocio alcance sus objetivos. Para ello, se estima de vital importancia la presencia de un servicio de traducción e interpretación profesional, capaz de adaptarse a las diferencias culturales y de lenguaje entre el país de origen de la propia compañía y el país de destino, facilitando así un mayor entendimiento entre empresa y usuario.

La traducción de páginas web y su adaptación a países con diferentes culturas es una tarea compleja que requiere de un servicio óptimo y profesional. Las empresas cuentan con distintos “claims” y “slogans” que han de ser trasmitidas de la manera más fiel y coherente posible en el momento en que se decide realizar un proceso de internacionalización, siendo necesario mantener los valores y la filosofía de la empresa y que se pretenden transmitir en un país o en otro.

La aportación de los servicios de traducción a las políticas de marketing no debe considerarse una simple transcripción del texto, sino que debe dotarse de una correcta interpretación, teniendo en cuenta la cultura, los usos y costumbres del lugar de destino. De no ser así, pueden cometerse errores de bulto, como ocurrió con la cadena de comida rápida Kentucky Fried Chicken (KFC), donde su claim “Fingerlickin’ Good” (algo parecido a la conocida expresión “para chuparse los dedos”) se tradujo por “cómete tus dedos” cuando decidió realizar la campaña en China.

 

Fuente: Puro Marketing

¡Comparte!

CATEGORÍAS

POST POR FECHAS